El Dakar comienza una carrera por la igualdad

Comienza un año nuevo y las cosas siguen cambiando para mejor. El pasado domingo 6 de enero arrancó la 41ª edición del Rally Dakar, que registra la mayor participación femenina de la historia. Aún queda un largo camino por recorrer tanto en la competición, a la que aún le faltan muchas etapas, como en los derechos de la mujer. Pero el aumento de participación femenina no deja de ser un gran paso adelante en la igualdad de género en el mundo del deporte.

Un total de 17 mujeres se han subido a sus vehículos para completar los 5.000 kilómetros que componen esta edición del Dakar atípica, ya que es la más corta y sólo se disputa en tierras peruanas. Las regiones de Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna –al sur del país- acogen a los corredores y corredoras.

Otra novedad de este año es que la organización ha diseñado las etapas priorizando la preservación de los ecosistemas y el cuidado de los espacios arqueológicos –que abundan en el país-.

Laia Sanz en el Dakar 2018

Laia Sanz es una de las cuatro participantes españolas en el Dakar 2019 | Foto: Florent Gooden


Cuatro representantes españolas

El día de Reyes tomaron la salida en Lima siete mujeres en motos y quads, nueve en coches y SxS y dos en camión. España, con cuatro corredoras, es el país con más representación femenina en el Dakar 2019.

  • Laia Sanz

    La más conocida –y la que más opciones tiene de quedar dentro del top 10- es Laia Sanz, en motos (KTM). La piloto de Corbera de Llobregat ha sido trece veces campeona del mundo de trial, cinco veces campeona del mundo de enduro y encadena ocho participaciones consecutivas en el Dakar. Este año buscará mejorar su mejor resultado en este duro raid, la 9ª posición de 2015.

    Pero a pesar de su popularidad en este deporte, Laia ha sufrido por el hecho de ser mujer. “Me he tenido que ganar el respeto, algo que otros hombres no han tenido que hacer”, explicó recientemente en una entrevista para El Mundo.

  • Sara García

    La debutante de Zamora, Sara García, será la primera española en atreverse con la categoría más dura del Dakar, la Original by Motul. Se trata de una prueba de resistencia extrema, donde los participantes no pueden pedir ni ayuda ni asistencia externa durante la carrera.

    Tan solo dos mujeres se atreverán a hacer historia en esta categoría. Ella y la rusa Anastasya Nifontova serán las dos primeras mujeres que corran sin ningún tipo de asistencia mecánica.

  • Cristina Gutiérrez

    Cristina Gutiérrez, en coches (Mitsubishi), se enfrenta a su tercer Dakar. La burgalesa, de 27 años, ya ha conseguido completar dos ediciones, además de haber sido tres veces campeona de España femenina de rallies TT. Este año aspirará a llegar mucho más alto estrenando un nuevo prototipo de coche fabricado por Sodicars. “Me encataría terminar entre los 25 primeros”, afirmó en el diario As.

    En coches también participarán la peruana Fenanda Kanno y la debutante paraguaya Andrea Lafarja.

  • Rosa Romero

    La piloto catalana Rosa Romero abandona las dos ruedas para debutar en la categoría Side by Side (SxS). La esposa de Nani Roma no iba a competir este año, pero recibió la llamada de la italiana Camelia Liparoti para que fuera su copiloto y aceptó. Juntas formarán una de las dos tripulaciones totalmente femeninas en esta categoría. La otra la formarán las alemanas Annett Fischer y Andrea Peterhansel.

Jutta Kleinschmidt, la primera mujer de la historia en ganar un Dakar

La alemana Jutta Kleinschmidt ha sido la única mujer que ha ganado un Dakar, hasta el momento. Fue en 2001 cuando Jutta consiguió imponerse a todos sus contrincantes, hombres, en esa ruta que comenzó en París y terminó en Dakar.

Era 1 de enero cuando arrancó esa edición del rally y la piloto nacida en Colonia no era, para nadie, la favorita. Pero a dos etapas del final se puso líder de la clasificación y sus rivales directos comenzaron una lucha algo antideportiva que fue clave para su victoria. Josep María Serviá y Jean-Louis Schlesser –su expareja-, fueron sancionados con una hora por salir antes que el japonés Hiroshi Masuoka. Y este último tuvo un problema en las suspensiones que le hizo perder demasiado tiempo. Gracias a esta unión de contratiempos de sus rivales y también a sus capacidades como piloto, Jutta hizo historia y se convirtió en una leyenda de la competición.

Esperemos que pronto su hazaña pase a ser algo normal y que ver ganar a una mujer en un Dakar no sea noticiable por su género.

Entrevista Anna Casarramona

Anna Casarramona, la heroína de los 105 segundos

Lleva prácticamente toda la vida encima de unos patines y lo ha ganado absolutamente todo, pero Anna Casarramona toca de pies en el suelo. Y es que dedicarse al hockey siendo mujer no permite hacer castillos en el aire. Sobre todo, si a la mañana siguiente de proclamarte campeona de Europa tienes que levantarte para […]

Anna Casarramona

Anna Casarramona: “El deporte es un reflejo de la sociedad”

Cuando naces en una de las cunas del hockey no es extraño que aprendas a patinar antes que a leer o a escribir. Anna Casarramona (Manlleu, 1994) lo hizo a los 3 años, imitando a su primo Valentí, y fue la primera niña del Club Patí Manlleu. Con 15, debutó en la máxima categoría del […]